- PUBLICIDADE -

Tres de cada cuatro brasileños perdieron a alguien por

Author

Categories

Share


Ostentando una terrible posición entre los países que han sido los campeones de las muertes causadas por la COVID-19 desde el comienzo de la pandemia, los brasileños llevan más de un año viviendo tristes historias de pérdidas de familiares, amigos y colegas. Una encuesta realizada por la Confederación Nacional de la Industria (CNI) indica que tres de cada cuatro brasileños perdieron a alguien por la COVID-19.

Según la encuesta “Los brasileños, la pandemia y el consumo”, difundida el pasado lunes 3, de quienes sufren hoy por alguna muerte provocada por la pandemia del nuevo coronavirus el 53% perdió un amigo, el 25%, un familiar que vive en otra residencia y el 15%, un compañero de trabajo.

Frente al escenario en el que se encuentra Brasil, con un alto número de muertes y falta de vacunas, la encuesta de la CNI revela que el 89% de los brasileños considera que la pandemia en Brasil es “muy grave” o “grave”.

Otro 6% la clasifica como “más o menos grave”, mientras que solo el 10% de los brasileños la trata como “poco grave” o “nada grave”. En julio de 2020, el 84% de las personas consideraba que la pandemia era “muy grave” o “grave”.

Podrá ser peor

Brasil cuenta más de 407 mil personas muertas por COVID-19 y puede llegar a 575 mil muertes al 1 de agosto, según el escenario más probable proyectado por el Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud (IHME) de la Universidad de Washington, en los Estados Unidos.

“En el peor escenario, el país llegará a 688,7 mil muertes en ese mismo período. El instituto también analiza que una tercera ola es posible a partir de finales de mayo”, informó el periodista Leonardo Sakamoto.

“Las proyecciones de la Universidad de Washington son muy precisas, ya que la serie histórica es estable. Reflejan incluso nuestras debilidades en los testeos”, dijo a Sakamoto el epidemiólogo Wanderson Oliveira, secretario de Servicios Integrados de Salud del Supremo Tribunal Federal y ex secretario nacional de Vigilancia de la Salud del Ministerio de Salud.

Mucho miedo

Además de las pérdidas irreparables, los brasileños viven con miedo, lo que también puede provocar varios otros tipos de enfermedades. El relevamiento realizado por la CNI indica que el 56% de los brasileños tiene actualmente un miedo “muy grande” o “grande” a la COVID-19.

“En julio del año pasado, cuando se realizó otra encuesta, este porcentaje era del 47%”, informa un reportaje de O Estado de S. Paulo. “Entre el 22% de la población, el miedo actual a la pandemia se clasifica como ‘mediano’ y el 9% lo califica como ‘pequeño’ o ‘muy pequeño’. En julio de 2020, el 29% de las personas dijeron que el miedo a la pandemia era ‘mediano’ y el 10% que era ‘pequeño’ o ‘muy pequeño’” [o lo que sería “mucho miedo” y “nada de miedo”].

La pandemia sacude la economía

Realizada por el Instituto FSB Investigación, la encuesta CNI entrevistó a 2.010 personas mayores de 16 años, en las 27 unidades de la federación brasileña, entre el 16 y el 20 de abril. El margen de error de la encuesta es de 2 puntos porcentuales, con un intervalo de confianza del 95%.

En una nota de prensa, el presidente de la CNI, Robson Braga de Andrade, defendió que “mientras no haya vacunación masiva, la pandemia será de gran preocupación para la población y seguirá afectando el funcionamiento de las empresas, dificultando la esperada reanudación de la economía”.

Según el consorcio brasileño de prensa formado por Estadão, G1, O Globo, Extra, Folha y UOL, 31.875.681 brasileños habían recibido al menos la primera dosis de la vacuna contra la COVID-19 hasta el domingo 2. “El número corresponde a solo el 15,05% de la población brasileña. En la práctica, de cada 20 brasileños, solo tres han recibido una dosis de la vacuna. El porcentaje de quienes han recibido ambas dosis es solo del 7,49% de la población”, informaron los medios.

Edición: Rede Brasil Atual



Source link

Author

Share